• septiembre 2, 2022

Enrique Pintos, el hombre que dejó huellas en la televisión local

Enrique Pintos, el hombre que dejó huellas en la televisión local

Reconocido en el ámbito televisivo por ser uno de los pioneros, pero también recordado con cariño por alumnos y docentes de la carrera de Comunicación de la UNSJ, falleció hace unos días. Detrás de este hacedor hay una historia para rescatar.

Supo transmitir su pasión, no solo a quienes trabajaban a su lado sino también a los cientos y miles de alumnos que pasaron durante décadas por su famosa cátedra “Televisión”, que dictaba en la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Sociales de la UNSJ. Se trata de Enrique Pintos, que además de ser un docente que marcó historia en la universidad, fue pionero de la televisión sanjuanina.

Enrique Pintos tenía 84 años y falleció días atrás. La noticia causó conmoción en las redes y en los grupos de WhatsApp porque era un sanjuanino muy querido, pero además, muy reconocido como profesional de la televisión y docente universitario. Sus familiares y amigos lo despidieron con dolor.     

Fue uno de los primeros directores generales que tuvo Canal 8 y estuvo al frente de la programación por 20 años. En su larga trayectoria, también se destacó como docente durante décadas. En vida se definió como director de cámara y profesor universitario.

Más de cinco décadas. Enrique Pintos dedicó 56 años a su pasión que fue la televisión. Tanto como productor, director de cámaras como docente universitario.

En el entorno de la universidad todavía se lo recuerda como uno de los profesores icónicos, que además de formar a los alumnos les trasmitía todas sus experiencias laborales.

Antes de Canal 8 había trabajado en Buenos Aires, para luego desembarcar en San Juan. Fue el responsable de la transmisión de programas en vivo desde el salón Estornell. Fueron 56 años los que le dedicó a la televisión y por eso siempre dijo que era su única y gran pasión, que además se convirtió en un hobby. Así fue que abandonó sus estudios de medicina para estudiar televisión.

Durante décadas supo enseñar a sus estudiantes todos los entretelones de la televisión, que él mismo experimentó. Un hombre crítico, exigente, pero solidario con sus conocimientos, fue también el gestor de los viajes que realizaban los alumnos de Comunicación, a Buenos Aires para que pudieran conocer los estudios más importantes de la televisión argentina.