• mayo 19, 2022

El catequista sobreseído habló y sabe que su vida no será la de antes

El catequista sobreseído habló y sabe que su vida no será la de antes

No hizo falta que Cristian Guillén declarara en juicio. Para la Justicia, las pruebas fueron contundentes, nunca abusó de nadie. Más allá de una posible contrademanda a los denunciantes, contó cómo es su vida hoy.

La causa del catequista Cristian Guillén, denunciado por presunto abuso en perjuicio de siete menores que eran alumnos en distintos colegios confesionales donde dictaba clases, volvió a poner bajo la lupa el tema en sí.

Es que después de haber estado detenido, recuperado la libertad, haber sufrido escraches, no haber podido continuar con el trabajo docente y hasta dejar de asistir a instituciones donde practicaba deportes, Guillén terminó sobreseído porque para la Justicia no hubo delito, según concluyeron las pericias psicológicas y la declaración en Cámara Gesell de las supuestas víctimas.

No obstante, el planteo es de qué manera Guillén retoma su vida. Contó que nunca volverá a ser lo que era antes, siempre estará presente ese comentario en voz baja “este es el acusado de haber abusado de siete menores, pero al final no le probaron nada”. Ni siquiera el fallo de un juez podrá devolverle la paz que se vio alterada por las denuncias.

Desde lo psicológico, hay dos aspectos. Uno tiene que con lo que motiva tantas denuncias, como en este caso puntual, pero que al final ninguna pudo probarse. El efecto cadena, así lo define el psicólogo Alejandro Reinoso, quien asegura que cuando sucede un hecho de esta naturaleza, todos los padres empiezan a ver que pasó algo de lo que se está hablando.

El otro aspecto pasa por el tema del escrache público y cómo el supuesto victimario que para la justicia no tiene nada que ver, aprende a convivir con esto para el resto de su vida.

Reinoso explicó los escraches como un método de condena social, que es la peor de las condenas, pero a su vez hizo hincapié en el morbo de la gente que se esconde tras la viralización de la foto de quién es el denunciado porque en realidad lo que quiere saber es quién lo hizo, a quién se lo hizo y cómo se lo hizo.

Las frases del catequista

  • “Hoy ya puedo descansar en paz, ha sido una situación difícil y larga. Se cumplieron ayer 7 meses desde que comenzó la locura. Fue una pesadilla y aún hoy sigo cayendo en esto que me tocó pasar. Gracias a Dios con este sobreseimiento ya puedo descansar”.
  • “La primera denuncia que recibió fue un balde de agua fríay luego lo que causó. Fue en la misma mañana y en la tarde con la viralización de mi cara con mi nombre. Fue una locura ese primer día. Eso fue un 14 de octubre y el 15 ya estaba detenido en la siesta. No podía entender lo que estaba pasando”.
  • “Fue durísimo, pero sé que solo fue un grupo de feministas que aprovecharon ciertas oportunidades porque estaba relacionado yo con la iglesia y con tal de pegarle a la iglesia hacen todas estas cosas”.
  • “No me imagino volver al aula como si nada hubiera pasado después de todo lo que me tocó pasar. Además, el tema de los escraches y lo que me tocó pasar en los distintos momentos, fue terrible”.

SANDRA LEVEQUE-ABOGADA DE CRISTIAN GUILLÉN

“A Guillén se le han cerrado muchas puertas”

-¿Esperaban el sobreseimiento de su defendido?

-SÍ, es algo que esperábamos, por lo menos desde la defensa y por parte del señor Guillén también. Es algo que estábamos esperando desde un principio, entendimos que no había elementos para continuar con la causa y mucho menos para pedir una elevación a juicio o una acusación. Desde el primer momento es lo que hemos sostenido, entiendo que las pericias, que eran los informes que faltaban y la prueba más relevante que era el análisis de la conducta y de muchas otras cuestiones relacionadas con los menores, han sido contundentes en cuanto a afirmar que no hay ningún tipo de indicio de abuso sexual en los menores.

-Que el fiscal Duilio Ejarque haya pedido el sobreseimiento de Cristian Guillén resume todo.

-El fiscal analizando esta prueba y tomando por supuesto un criterio objetivo, ha entendido que no hay elementos, que no hay pruebas en contra de Guillén, por el contrario, las pruebas si se quiere lo desvinculan. En cuanto a que el hecho no ha existido, lo que ha hecho que se le han denunciado alguien así que es una postura que nosotros esperamos también del fiscal.

-¿Cómo vuelve después de esto a su vida?

-Y la verdad que ha sido muy difícil en estos meses porque a él se le han cerrado muchas puertas, se le pidió incluso de instituciones donde asistía a realizar, por ejemplo, deportes que no asistieran porque había amenazas de escraches a esas instituciones y realmente ha sido bastante difícil para él y para su familia.  

¿Van a solicitar una reparación?

-Sí, por supuesto. Esto es algo que se va a analizar una vez que tengamos la resolución del juez, ahí analizaremos estas estas aristas también, por supuesto.

ALEJANDRO REINOSO- PSICÓLOGO

“Se entran a ver cosas de lo que otros están hablando”

¿Una denuncia de abuso en un menor genera una ola de denuncias, un estado particular en los padres?

-Sí, hay que ver primero que hizo la denuncia, qué es lo que dijo, cómo se actuó, cómo se generó esto. Esto muchas veces genera algo que se podría definir como una psicosis o como un efecto cadena. Dicho de otra forma, yo entro a ver cosas parecidas de las que está hablando.

-¿Cómo se recupera esta persona que fue sobreseída, pero que sufrió escraches públicos?

-Acá hay que hacer un trabajo de base, va a tener que ir a una terapia y Acá no se nace de nuevo, sería mentir decir que se nace de nuevo. Esto que me pasó, lo sigo llevando el resto de mi vida. Mañana va a pasar a ser una anécdota, pero no cualquier anécdota. Siempre digo que lo bueno, lo malo mañana será anécdota, pero ¿qué tipo de anécdota? Queremos ver las caras, las fotos. Queremos ver si los conocemos.    

-¿Cómo se recupera esta persona?  

-Tiene su trabajo terapéutico para que aprenda a convivir con esto, con la condena social, lo peor es la condena de la sociedad.