• mayo 13, 2022

El robo de cobre: un delito que crece a nivel local y nacional

El robo de cobre: un delito que crece a nivel local y nacional

En 2021, hubo un total de 756 robos de cable en San Juan y aunque este año hay una progresión hacia abajo, es un delito va en aumento en el sistema de Flagrancia.

“Nos ocurre en todas las ciudades, pero Rosario es el epicentro nacional del robo de cables. En octubre de 2020 empezamos a detectar un incremento de robos. Totalizamos 3.400 hechos, unos 180 al mes, 6 por día. Por cantidad, unos 160.000 kilos de cobre que no se van en un carrito de bicicleta. El problema es mucho más grande: alguien compra, alguien funde el material, alguien lo distribuye”, expresó este jueves  el representante de la empresa Telecom en la primera de las dos audiencias públicas que la Cámara de Diputados de Santa Fe realiza en la provincia, justamente por el robo de cables y sus implicancias.

En La Bebida detuvieron a dos sospechosos que en un auto transportaban gran cantidad de cobre robado de un transformador de Energía San Juan.

San Juan no es ajena a esta actividad delictiva. Basta leer o escuchar los partes policiales para advertir la periodicidad con que este tipo de robos sucede, con el agravante de que ahora no sólo sustraen el cobre de cables de electricidad o telefonía, sino también de los medidores de gas, con el peligro que conlleva.

En sintonía con lo expresado por Telecom sobre el incremento de robo de cables a partir del 2020, van las declaraciones del comisario Héctor Fabián Almazán, de la Comisaría 34 de La Bebida en Rivadavia, a El Nuevo Diario el pasado 27 de abril, cuando descubrieron a dos personas sospechosas en un auto con gran cantidad de cobre en su interior, sustraído de un transformador de Energía San Juan.

“Este tipo de delitos no se veían antes en esta zona, sí en la parte más rural, donde trabajé durante muchos años. Las personas que detuvimos llevaban el cobre para vender en una chacharita de Rawson, por lo que seguramente continuará la investigación”,  expresó Almazán. 

En declaraciones a Canal 13 de San Juan, el pasado 3 de mayo, el subsecretario  Abel Hernández, aseguró que “el robo de cobre, sigue en auge y hay una comercialización fuera de las chacaritas y desarmaderos que alienta a estas prácticas”.

Hernández manifestó que durante el año 2021 hubo un total de 756 robos de cable y que “la proyección de este año está indicando una disminución de esos delitos, inclusive un aumento en lo que sería Flagrancia”. Además, expresó que “en los lugares donde más se comercializa como chacaritas o desarmaderos no se está viendo esta venta, por lo que se presume que puede llegar a haber otro mercado”.

“‘Esta modalidad delictiva, hoy está en auge”, apuntó Hernández y agregó que la mayoría de las personas detenidas por este delito son menores de edad, a quienes se les secuestró elementos cortantes y escaleras.

“El año pasado tuvimos 12 causas en lo que hace al cobre y en lo que va del año hay 4. El año pasado se robaron un total de 37 transformadores y este año hasta el mes de marzo ya van 20 transformadores robados”, sostuvo el excomisario.

Además, explicó que el robo de cables de telefonía o internet durante el 2021 fue de casi de 300 delitos, en tanto que durante este 2022 ya se registraron 90 causas.