• junio 10, 2022

“Es temprano para decir cuál obra sigue y cuál no, estamos reorganizando las tareas”

“Es temprano para decir cuál obra sigue y cuál no, estamos reorganizando las tareas”

Tras el anuncio de recomposición salarial a estatales que hizo el gobernador Sergio Uñac, el ministro, Julio Ortíz Andino, habló sobre cómo esto influirá en la obra pública de la provincia.

-El anuncio del gobernador viene acompañado de una reacomodación de partidas presupuestarias ¿Se puede hablar de cuáles obras se podrían suspender y cuáles se retrasarían?

-Es temprano para ver eso detalladamente. Este análisis, la reorganización de obras lo hacemos siempre, particularmente los segundos semestres, más este año por la importante inflación que hay y que no fue considerada en el presupuesto provincial aprobado el año pasado. Ya veníamos haciendo un trabajo, viendo cómo llegar, manteniendo el equilibrio fiscal, tal como lo mencionó la ministra de Hacienda Marisa López. La torta es una sola y hay que ver como la repartimos. En cuanto a las obras que tenemos en ejecución vamos a tratar de no ralentizarlas. Todo lo contrario. Estamos por tomar medidas en corto plazo para que las obras se realicen en los tiempos pactados para que tengan menos influencia en relación al impacto inflacionario.
Respecto a las obras a realizar, es temprano decir cuál sí y cuál no. Pero lo dijo el gobernador, que ahora está en Capital trabajando con algunas áreas, para ver si tenemos apoyo de Nación, particularmente en el rubro vivienda, para tratar que lo que se inicie, sea con las que tenemos pensado empezar, con presupuesto nacional. Está la posibilidad de algunas que estaban pensadas realizarse con fondos de la Provincia, puedan pasar a ejecutarse con fondos de la nación. Eso nos dará un alivio para iniciar alguna de las obras necesarias que están pensadas, sobre todo en el área de salud.

-¿Hacia dónde apuntan cuando hablan de ajustar tiempos en las obras que ya están ejecución?

-Eso ya está fijado en los contratos y se debe respetar. Siempre se complicaban los inicios, tener proyectos ejecutivos. Pero eso lo venimos conversando hace tiempo. Es necesario cumplirlo y no solo que existan multas por los retrasos. Sino buscar que las empresas no sigan haciendo obras nuevas si las que tienen en ejecución están atrasadas. Esto es un bien para todos, para que antes podamos disfrutar las obras y saber cuánto es lo que gastamos, y como se relaciona con los presupuestado.

Vamos a trabajarmás intensamente para tratar de conseguir
financiamiento o cofinanciamiento con las obras importantes.

-¿Qué pasará con los edificios escolares?

-Eso va bien. En educación, las obras nuevas son financiadas por Nación y eso es muy importante, como así también para el inicio de obras nuevas. Y en cuanto a las que están en ejecución, se puede dividir en las que fueron afectadas por el terremoto, con la problemática que en muchas de ellas se está dictando clases a la par de las obras. Estamos trabajando para generar un nuevo sistema de mantenimiento que no solo sea estival. La idea es que estén mantenidas de manera permanente. Eso también tiene impacto en el presupuesto, pero es necesario. Se hará por licitación por grupo de escuelas, mantenimiento rutinario y de recuperación de estructura, que será cuando no haya clase.

-¿Qué pasará con el tema dique, Matagusanos, velódromo, nuevo Penal?

-Son obras que siguen sin problemas. Esta semana tuvimos inspección en el dique  y causó buena impresión el ritmo que tomó la obra. Los fondos están asegurados. Todas las obras que están en ejecución van a seguir y en lo posible las vamos a apurar porque hay que terminarlas lo antes posible. Vamos a trabajar en conjunto con las empresas para que así sea. Al igual que el nuevo Penal sigue adelante. Mucho menos se pararía el velódromo que le queda muy poco para terminar, le quedan detalles, sobre todo en la pista, que ya están llegando elementos que ya fueron encarados por la empresa para terminarlo en enero del otro año.

-¿Qué pasa con los convenios que firmó la provincia con rutas nacionales?

-La metodología cambió un poco, por ejemplo los convenios que firmamos estipulan que nosotros colaboramos para que los procesos sean un poco más rápidos, por ejemplo la Ruta 40 Sur, que lo modificamos. Pero el financiamiento es el mismo, lo pagan ellos. Todos son presupuestos nacionales. Estamos en un trabajo importante de influir en Ruta 150, por ejemplo.

-¿Hubo algún pedido especial del gobernador respecto a obras luego de su anuncio?

-El pedido estuvo. Vamos a trabajar más intensamente para tratar de conseguir financiamiento o cofinanciamiento con las obras importantes. El de viviendas ya está encarado. Veremos cómo lo vamos a manejar, pero va a ser importante para mantener el ritmo de viviendas que teníamos, que es el más importante del país, sin que afecte el presupuesto. Veremos los 7 hospitales que teníamos previsto, si podemos pedir el financiamiento en algunos de ellos. Íbamos a licitarlos a principios del segundo semestre. Esto se retrasará hasta el fin del segundo semestre. Es decir que será para el próximo presupuesto.

-El panorama es optimista entonces, lleva tranquilidad a los sectores de la construcción

-Ellos se tienen que quedar tranquilos por el enorme esfuerzo que está haciendo la Provincia va a dinamitar el ingreso de impuestos, porque habrá mayor consumo, más la asistencia que tendremos de Nación para obras nuevas, puede ser importante. Lo seguro es que el ritmo que tenemos en  las obras lo vamos a tratar de mantener. El incremento de tener mayor cantidad de obras trabajando va a impactar, como por ejemplo sucede en El Tambolar, cuyos fondos son nacionales.