• julio 22, 2022

El peronismo puso en marcha su máquina electoral

El peronismo puso en marcha su máquina electoral

El Partido Justicialista se puso en movimiento pensando en 2023. El gobernador arengó a la tropa en un ciclo de formación política. Dio pistas sobre su futuro. Sugirió que podría haber candidata a vice. Hay intendentes que no irán por la reelección y vuelven hombres fuertes en algunos departamentos. La oposición sigue pensando que la mejor campaña es no hacer nada. ¿Habrá cónclave Uñac-Gioja?

Con la presentación del ciclo de formación dirigencial, “Liderazgo y desafíos” que tuvo lugar en la noche del lunes último en la sede del PJ, el Frente de Todos puso primera con vistas a las elecciones para renovación total de autoridades en la provincia el año próximo.

Con un discurso encendido de Sergio Uñac, gobernador y presidente del PJ provincial, aparecieron indicios concretos de qué hará con su posible candidatura, quién podría acompañarle en la fórmula, qué debe hacer el PJ para realzar la mística y envió un mensaje directo a José Luis Gioja al recordar que “vamos a hablar de la defensa irrestricta de un proyecto político que desde el 2003 y desde el 2015 vino a escribir las páginas más importantes de la historia de cada uno de los sanjuaninos”. Con esta frase dejó en claro que la unidad es el camino dentro del partido para conservar el sillón de Sarmiento.

Uñac volvió a dar indicios concretos de que quiere un mandato más en la gobernación. Para eso recordó que no fue él quien impuso las reglas de juego, que ya estaban escritas y que legalmente está habilitado para ir como candidato el año próximo.

Sergio Uñac

“Yo nunca modifiqué la Constitución ni pretendí ningún tipo de situación que implicara una nueva consulta popular. Eso se hizo cuando yo era intendente en el 2010. Luego se terminaron de concretar los trámites administrativos en 2011. Yo no he propiciado nada, la Constitución está reformada y permite tres períodos para el gobernador”, remarcó el mandatario.

En cuanto a qué pasará con la unidad, sabido es que internamente se reclama que Sergio y José Luis se sienten y firmen la paz, que es lo único que puede garantizar que el Frente de Todos haga una buena elección. La pregunta es, además de las diferencias personales, cuánto pesará el posicionamiento dentro del escenario nacional. José Luis Gioja es un eterno agradecido de las obras que hicieron en San Juan Néstor y Cristina, mientras que a Sergio se lo ubica más distante del kirchenrismo y La Cámpora y se lo asocia con Alberto Fernández. De hecho, Uñac es un activo participante de la liga de gobernadores que reclama vos y voto en la toma de algunas decisiones claves dentro del gobierno.

José Luis Gioja

Otro tema a tener en cuenta es cómo jugarán los principales socios del PJ dentro del Frente. El Bloquismo, conducido por Luis Rueda, seguirá dentro de la alianza política, pero hay otros sectores que reclaman y esperan una señal de que no son meros integrantes de una alianza, sino verdaderos aliados. Acá se inscribe el PTP, de Alberto Agüero, que viene acompañando al FdT desde el 2019.

El otro sector que podría abrirse es el Frente Renovador, el partido de Sergio Massa que en San Juan representa Franco Aranda. Con Massa la relación es óptima, pero con Aranda cada vez más fría, a punto tal que hace un par de semanas Aranda criticó la posible postulación de Uñac para un tercer mandato y el mandatario lo removió del cargo de director del Banco San Juan en representación del Estado. El massismo en la provincia queda en una posición incómoda porque podrá no ir dentro del frente oficialista, pero es difícil imaginar que vaya a asociarse con Juntos por el Cambio.

La estrategia para el triunfo

Está más que claro que a partir de las elecciones legislativas del año pasado se instaló un nuevo paradigma en torno a cómo se gana, con qué porcentaje se sale primero en los comicios. Lejos están aquellos tiempos en que se pensaba en un 60 o 65 por ciento para convalidar un gran triunfo porque por debajo de esos números era una mala elección.

Ahora, con lograr el 50 por ciento alcanza, pero para ello habrá que desplegar un trabajo muy pensado como si fuera una jugada de ajedrez. Es que con la estrategia de la oposición de hacer lo menos posible ya que entienden que los errores del propio oficialismo es la mejor campaña para ellos, el gobierno no puede darse el lujo de cometer errores. No hay chances de prueba y error.

Seguramente se abrirán algunos frentes internos, pero es clave que se materialice lo que dijo hace algunos meses el propio Uñac cuando le consultaron sobre las diferencias con José Luis Gioja: “Vamos a trabajar en la unión del PJ. Todos son bienvenidos y nos vamos a dar una charla respecto a esto en el tiempo subsiguiente. Pero seguro vamos a charlar”.

Por su parte, el mensaje de Gioja a su gente es que van a competir, ya sea en una interna o como lo dejen pero que van a buscar imponer a sus candidatos.

¿Qué sistema regirá las elecciones?

En medio de nombres y candidaturas, hay un tema clave: cuál será el sistema que va a regir en las elecciones del año próximo a nivel provincial. Con la judicialización de la eliminación de las PASO para cargos provinciales, si la justicia del fuero Civil ratifica el fallo de primera Instancia de la jueza en lo Contencioso-Administrativo, Adriana Tettamanti, la ley sancionada en diciembre del año pasado en la legislatura quedaría sin efecto, el gobierno no apelaría ante la Corte local y se reinstaurarían la Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias. Además, ya no hay tiempo para una nueva modificación del Código Electoral, o se podría fabricar, pero sería como querer apagar el fuego con nafta.

Tal vez, después de todo, la mejor estrategia sea no apelar, consensuar con el giojismo y los partidos de la oposición y a cambio, que ninguno pueda judicializar una nueva candidatura de Sergio Uñac a la gobernación.

El perfil del vice

Otro de los temas que va a sufrir un profundo análisis será el compañero de fórmula. Si bien en varias ocasiones Uñac ha dejado en claro que el actual vicegobernador, Roberto Gattoni, es un hombre de su confianza, es amigo y siente el proyecto, no es menos cierto que con los cambios de la política el próximo candidato a vice deberá ser una figura que aporte votos, tenga carisma y sirva para conquistar el voto esquivo, ese que se fue en las elecciones de diputados nacionales.

El gobernador anticipó el lunes por la mañana algún dato referido a quién podría ser su compañera o compañero de fórmula ante una eventual candidatura suya -lo que es casi un hecho- y varios tomaron nota. “No sería descabellado que fuera mujer”, expresó el mandatario, e inmediatamente empezaron a aparecer nombres.

Daniela Rodríguez

El primer nombre en visibilizarse fue el de la actual vicepresidenta primera del PJ y actual concejal de Chimbas, Daniela Rodríguez, quien también es la esposa del actual intendente, Fabián Gramajo. Este nombre no se sustenta por el apellido de casada, sino por su larga militancia en el departamento.

Hay quienes recuerdan que días atrás el gobernador la recibió en su despacho cuando el diputado departamental del bloquismo, Andrés Chanampa, salió a criticarla. La lectura fue unánime y una sola: Chanampa atacó a la concejala y Uñac respaldó a la vicepresidenta del PJ provincial.

Toda la carne en el asador

Uno de los puntos clave será jugar con los mejores. Para ello ya empezó a barajarse la posibilidad de la vuelta en algunos departamentos de viejos conocidos.

En Albardón, el actual intendente Jorge Palmero ya dijo que no desearía ser candidato nuevamente, aunque puede, pero esto inmediatamente se interpretó como que Juan Carlos Abarca, actual diputado departamental y presidente del bloque del FdT en la legislatura, pudiera volver a postularse para intendente.

No sería el único caso. En Pocito, la misma posición tiene Armando Sánchez, quien no buscaría la reelección y dejaría el camino libre para que vuelva a ser candidato a intendente el actual ministro de Desarrollo Humano, Fabián Aballay.

Donde no encuentra soluciones el gobierno, o al menos no se ven a simple vista, en dos de los tres departamentos del llamado “eje Libertador”, integrado por Rivadavia, Capital y Santa Lucía. De los tres departamentos, dos están en manos de Juntos por el Cambio, con dos agravantes para el propio oficialismo provincial: la presencia es fuerte y el PJ está débil. Además, en ambos departamentos no hay consensos internos y todos quieren ser candidatos.

En Rivadavia, apareció el nombre de Francisco Guevara, actual secretario de Ambiente, como el candidato con más posibilidades, pero hay sectores que pertenecen al giojismo que también buscan dar batalla, por ejemplo, Facundo Perrone. No hay que descartar a Marcelo Delgado y qué va a hacer Ruperto Godoy.

En Santa Lucía, el actual secretario de Promoción social de la provincia, Lucio González, busca aparecer como la opción, peo no goza del consenso interno y mantiene diferencias con otros referentes, como el concejal Marcelo Cerdera. A esto hay que agregar la escasa o casi nula participación de Eduardo D’anna, Javier Ruiz y Carlos Perelló.

En Rawson podría librarse “la madre de todas las batallas”, ya que es un bastión del giojismo que gobierna Rubén García, un intendente que era del riñón de Juan Carlos Gioja pero que ahora está muy cerca del uñaquismo, algo que disgusta en las filas del exgobernador. García puede acceder a otro mandato, pero hay competencia, o al menos nombres que pagaron derecho de piso. El primero en la lista de prioridades es el actual secretario de Seguridad, Carlos Munisaga, quien en la elección anterior se bajó aun cuando era el que mejor medía. El lugar del candidato uñaquista en las PASO lo ocupó Pablo García Nieto, actual Defensor del Pueblo, pero que no oculta por estos días sus ganas de volver a postularse.

En el escenario del FdT en Rawson hay dos aspirantes que no son tenidos en cuenta pero que trabajan silenciosamente: Roberto Sosa, “el Yeyo” y Raúl Romero, delegado de la UDAI Rawson. El Yeyo ya fue precandidato dentro de Juntos por el Cambio, pero perdió por escaso margen con Gimena Martinazzo, tras lo cual fue invitado a participar dentro del PJ y aceptó.

Raúl Romero se identifica con el giojismo y está dispuesto a jugar, aunque sostiene que por ser del sector del exgobernador no será tenido en cuenta.

Donde aparece una situación distinta es en Capital. Emilio Baistrocchi está en condiciones de repetir, irá por su segundo mandato, pero podría tener competencia de alguien que ahora está adentro del Frente de Todos, pero podría irse y presentarse con estructura propia o de otra fuerza política: Graciela Caselles. La expresidenta del partido Bloquista y actual diputada nacional, ratificó sus deseos de pelear en el principal departamento de la provincia, aunque si no puede hacerlo dentro del FdT, iría con el Frente Renovador de Serio Massa, con quien ya mantuvo un acercamiento cuyo representante en San Juan es el exintendente de la Capital, Franco Aranda.

La calma de la oposición, ¿una estrategia?

Algo llama poderosamente la atención y a esta altura de los hechos, más que pasividad se habla de estrategia: la pasividad y el silencio que muestra la oposición, en especial Juntos por el Cambio.

Fiel a su estilo de hablar breve y decir poco, Marcelo Orrego busca la banquina cada vez que se le consulta sobre el tema político. Aún cuando hay operativos montados sobre una supuesta fórmula Orrego-Martín, ambos se han encargado de minimizar el tema. Nada está definido, no es momento de hablar de candidaturas con una inflación galopante, un nivel de pobreza extremo, faltante de gasoil, riesgo de desabastecimiento de productos de primera necesidad y una interna política en el gobierno que parece no tener fin. Ese es el pensamiento de JxC en la provincia y parece que no van a moverse de esa postura.

En las legislativas del año pasado, con una estrategia similar se ubicaron a solo un punto por debajo del oficialismo.

Tal vez el último acto político de relevancia e impacto en la opinión pública de JxC fue en diciembre del año pasado, cuando fueron con un planteo de inconstitucionalidad por la derogación de las PASO en San Juan, aunque no fueron los primeros en presentarla, sino que fueron detrás de la presentación de los tres legisladores del giojismo, Juan Carlos Gioja, Leonardo Gioja y Graciela Seva.

A qué apunta JxC

Hay algo que pasa prácticamente inadvertido y es la tarea que lleva adelante en dos departamentos que para el gobierno son claves por el desarrollo de la actividad minera: Jáchal e Iglesia, donde las regalías son la piedra de la discordia, pero también la niña bonita.

En las legislativas del año pasado, sorpresivamente el oficialismo, cuya cara visible es el actual intendente Jorge Espejo, perdió las PASO y no pudo revertir el resultado en las generales. Esto desató una interna feroz o, mejor dicho, blanqueó la interna entre los hermanos Mauro y Marcelo Marinero y Jorge Espejo. Es que el actual intendente no solo plantó la interna en el 2019, sino que ganó las elecciones y denunció penalmente a Marcelo Marinero por las irregularidades detectadas.

En Jáchal ya asoma un nombre para la oposición y que podría destronar al PJ de la intendencia: Alfredo Aciar, un jachallero que es funcionario político en la provincia de Mendoza y que hace un par de meses empezó a trabajar para instalarse. De raíces radicales y con experiencia en gestiones de gobierno en Mendoza, busca llegar a la intendencia donde también las regalías mineras -por la presencia de Gualcamayo- el departamento recibe ingresos extras.