• agosto 19, 2022

La desenfrenada suba de precios de medicamentos que parece no tener tope

La desenfrenada suba de precios de medicamentos que parece no tener tope

En los últimos meses hubo subas de hasta 135% y el Gobierno Nacional salió al cruce de las farmacéuticas y laboratorios. ¿Es posible evitar los abusos de este sector? ¿Qué pasó con el acuerdo que se firmó con farmacéuticas y el programa que se lanzó y que prevé descuentos en medicamentos?

El impacto en el bolsillo de la gente no es nuevo. Pero este último año, y sobre todo los últimos dos meses, el desenfrenado aumento del precio de los medicamentos se hizo sentir más que nunca. Días atrás, la frase de Matías Tombolini, el economista que es el flamante secretario de Comercio, despertó la polémica de los sobreprecios: “Hay aumentos difíciles de explicar”, dijo el funcionario, que anunció en ese momento que realizaría un relevamiento en el sector para evitar abusos.

A esta altura, Tombolini también dijo que se revisará el plan de importación que tengan, para ver qué están haciendo con los dólares de los argentinos.

En esta estampida de precios que parece incomprensible ya que el pasado 19 de julio se firmó un acuerdo con las farmacéuticas para que el aumento no fuese superior a la inflación, el Gobierno instó a los laboratorios a retrotraer el precio de casi 200 medicamentos que incrementaron su valor durante las dos últimas semanas. Así se les dio 48 horas (desde el pasado viernes) a corregir los sobreprecios.

Lo cierto es que en la Secretaría de Comercio comenzaron a detectar la desenfrenada suba de precios de remedios, a principios de agosto y adelantándose a la publicación del IPC de julio, varios laboratorios aumentaron los precios de los medicamentos por encima del umbral. Así, fuentes de esta repartición indicaron que luego del plazo otorgado para la revisión, se convocará a los laboratorios para analizar los casos de las drogas en las que se detectaron las diferencias de precios y conocer cómo es el plan de importaciones. Esto, con el objetivo de reacomodar los precios.

De larga data

En agosto del 2021, se dio a conocer que el costo de los medicamentos ambulatorios había aumentado casi el 29% en el primer semestre de ese año, por encima de la inflación que en ese período se había ubicado en un 25%. Esto, según los datos de la Unión Argentina de Salud.

Según advirtió la entidad, en medio de la pandemia de coronavirus que se estaba viviendo, la suba interanual escaló a casi el 63%, con lo que superó en más de doce puntos al Índice de Precios del Consumidor (IPC), medido por el INDEC para ese lapso.

Según el informe que brindaron, “existe una gran dispersión de precios. Los productos que más aumentan son los recetados más usados, con picos de hasta 39%”. Luego de la publicación de estos datos, la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme), salió al cruce para afirmar que los “valores promedio de los medicamentos están en línea con la dinámica de la inflación. En ese momento también dijeron que los medicamentos pertenecen a una industria fuertemente impactada por las variaciones en el tipo de cambio, ya que una gran parte de los productos comercializados en Argentina son de origen importado y los que se producen en el país, se realizan con principios activos importados”.

Pills and capsules macro

El acuerdo que no se cumplió

 El pasado 19 de julio, con bombos y platillos se anunció la firma del acuerdo entre el Gobierno nacional, las cámaras de laboratorios y empresas farmacéuticas para que durante los dos meses venideros, los precios de los medicamentos estuvieran un punto por debajo del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes anterior. En ese momento se anunció el programa “Pacientes cuidados”. Este programa prevé el 35% de descuento en el precio de remedios para las personas que no tienen obra social ni prepagas.

El anuncio se hizo desde el Ministerio de Salud, en Casa Rosada y suscribieron al acuerdo, las cinco cámaras de laboratorios y las federaciones de farmacias, quedando así sentado que los precios no estarían por encima de la inflación.

En cuanto al programa “Pacientes Cuidados”, el descuento alcanzaría a “todos los medicamentos de prescripción a la población con cobertura pública exclusiva que no cuentan con obra social o prepaga”.

Durante los últimos seis meses, los medicamentos se encarecieron por encima de la inflación. Estos son los datos que maneja el Observatorio de Costos de la Salud de la UAS, que confeccionan las empresas prestadoras de servicios médicos. Otro patrón importante arrojado por la misma entidad que nuclea a la mayoría de las organizaciones de medicina privada del país es que en comparación con los Estados Unidos, el impacto del costo de los medicamentos, en relación al salario, es mucho más alto en Argentina.

La falta de genéricos

Este mes de agosto se cumplen 20 años de la ley de prescripciones por nombre genérico, que tuvo como objetivo el emparejar la competencia de los laboratorios farmacéutico y ampliar el acceso a productos más económicos. Pero según la consultora IQVIA, estos ocupan el 4% del mercado y Argentina está entre los países con medicamentos más caros.

Aunque, según la misma consultora, el 90% de los medicamentos que se venden en el país

Tombolini tiene el control sobre los precios y la llave para autorizar importaciones.

El ojo puesto en las importaciones

En el contexto de las declaraciones de Matías Tombolini, el Gobierno puso el ojo en mirar cómo fue todo el eje de las importaciones y eso tiene que ver con administrar los dólares y que se cumplan con los acuerdo.

Cabe destacar que el economista acaba de desembarcar en la Secretaría de Comercio Interior como parte del equipo de Sergio Massa quien reemplazó a Silvina Batakis.

Según los datos oficiales, en lo que va del 2022, hay productos de todos los laboratorios con aumentos de hasta el 135% y se trata de medicamentos de alta demanda. En este sentido, para Tombolini, “si tienen un componente importado, el principal factor es la variación del tipo de cambio, que aumentó menos que lo que aumentaron los precios”.

Así las cosas, el Gobierno acaba de anunciar que en dos semanas tendrá un informe sectorizado para ver cómo se movieron los precios en función del componente de lo importado en distintos sectores.