• agosto 12, 2022

Dónde se vende la carne de caballo y qué alimentos se elaboran

Dónde se vende la carne de                                               caballo y qué alimentos se elaboran

La detención del hermano del exintendente Julián Gil destapó un negocio rentable. El cuatrerismo para faenamiento es moneda corriente. Dónde se focalizan los hechos. En las carnicerías de qué parte de la provincia se vende.

El hallazgo de un lugar para faenamiento clandestino de caballos que tiene como fin la comercialización de esa carne puso al desnudo una práctica que es común en zonas rurales, especialmente, y que es el último eslabón que, en la mayoría de los casos, empieza con el robo de ganado equino.

El hecho ocurrió en el departamento 25 de Mayo y, al parecer, es una práctica que venía desde hace tiempo. La investigación de la Unidad Rural de la Policía llevó más de cinco meses porque no lograban dar con el lugar donde estaba el matadero clandestino. Si bien había pistas por el hallazgo de restos de caballos en ocasiones anteriores, esta vez con el dato concreto se pudo dar con la mercadería, el autor y, de paso, secuestraron armas que el imputado tenía en su poder.

El nombre del imputado le agregó otro condimento más al hecho: se trata de Marcial Gil, hermano del exintendente de Caucete, Julián Gil. Al hombre le secuestraron más de 400 kilos de carne de caballo, balanzas, ganchos, moledoras de carne, freezers, además de dos armas de fuego, un rifle calibre 16 y otro calibre 22. La Policía Rural lo tenía como sospechoso por cuatrerismo.

Un negocio rentable

La comercialización de carne de caballo no es un hecho aislado para determinados usos, sino que forma parte de un circuito clandestino que llega a la mayoría de las carnicerías de la provincia, teniendo como foco principal las ubicadas en departamentos rurales.

El uso de la carne de caballo se da con mayor frecuencia en la elaboración de embutidos, que, al mezclarse con grasa y condimentos, esconde el gusto dulzón de la carne equina y la falta de firmeza. También, en algunos casos, la carne es guardada en las heladeras y se vende al público, en ocasiones engañando al cliente y, en otros, el cliente va a buscar ese producto.

Pero hay un negocio del rubro gastronómico que se ve ampliamente beneficiado con el uso de carne de caballo: la venta de hamburguesas. Precisamente en la presidencia de Carlos Menem fue el empresario Ernesto «Tito» Lowenstein, quien controlaba en forma mayoritaria el comercio del sector hamburguesas. Fue dueño de Las Leñas y del frigorífico Paty y es hermano de Alfredo Lowenstein, presidente de la filial argentina del fast food Wendy’s.

En cuanto a costos, desde hace años se ha mantenido en un valor que promedia el cincuenta por ciento del kilo de carne de vaca, por lo que lo hace un negocio rentable para el carnicero que lo adquiere, ya que compra por un valor bajo como carne equina y la vende al valor de carne de vaca.

El poder de policía lo tiene la Dirección de Asuntos Pecuarios, dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Agroindustria.

Sin embargo, ante una denuncia concreta en el Ministerio de Salud, quien puede actuar inmediatamente es la Dirección de Medicina Sanitaria. El cruce de datos ante sospechas de casos de comercialización de carne de caballo es constante entre las oficinas de ambos ministerios.

Situación judicial

David Marcial Gil enfrenta dos causas judiciales. Una, en el fuero especial de Flagrancia por el delito de tenencia ilegal de dos armas de fuego. El pasado lunes 5 de agosto en la audiencia de presentación no prosperó la posibilidad de un juicio abreviado, pero fue excarcelado dado que no cuenta con antecedentes y el delito imputado tiene una pena mínima y máxima que no supera los dos años.

La otra causa, un expediente contravencional. Está radicada en el juzgado de Paz de Caucete, donde la jueza Luciana Salvá lo investiga por el matadero clandestino y la comercialización de carne de caballo. También fue beneficiado con la excarcelación.

A Gil se le imputan tres artículos de la ley 941 – R, Código de Faltas: el artículo 98, que se refiere a la inobservancia de disposiciones legales, el 99, que habla de inicio o desarrollo de actividad sin autorización previa y el 162, donde castiga contravenciones contra la salud pública, sanidad e higiene, con multas a partir de los 3.000 jus, trabajos de utilidad pública, decomiso y hasta el arresto por 30 días.

Prohibiciones y autorizaciones

La prohibición para faenar caballos se impuso por primera vez con el gobierno de Juan Manuel de Rosas. Después de una serie de regulaciones, con el retorno del peronismo y de la mano de José Ber Gelbard en el ’74 quedó habilitado el faenado, pero con restricciones: se prohibió en todo el país la matanza de animales machos menores de 12 años y hembras menores de 15, salvo que estuvieran lastimados. Raúl Alfonsín reimplantó la prohibición completa, vigente hasta 1995, cuando la ley 24.525 impulsó definitivamente el consumo, fomento y desarrollo del ganado equino y subproductos. Pero los promotores del negocio no quedaron satisfechos, los caballos más chicos continuaban preservándose. El decreto 974 con la firma de Carlos Menem eliminó límites de edad para la matanza de caballos.

Roque Elizondo – Director de Medicina Sanitaria

“Consumir carne de caballo puede transmitir enfermedades serias”

-¿Qué recomendaciones hace para tener en cuenta a la hora de comprar carne y consumir carne?

-Lo primero que tenemos que hay que es qué estamos consumiendo, qué estamos comprando, si es alguna carne permitida dentro de lo que puede consumir el ser humano, no al menos acá en Argentina. Carne vacuna, porcina, caprina, ese tipo de carnes.

-¿Qué características o cómo se puede diferenciar la carne vacuna de la carne de caballo?

-La carne vacuna tiene un color muy sugerente, es de un color rojo vivo, intenso. Su textura es firme y tiene también un sabor muy especial. La carne de caballo, distinta a la carne vacuna, tiene un sabor dulce y la textura no es firme y eso se debe a la gran cantidad de colágeno que tiene, además de hormonas.

-El hecho de que el faenamiento de caballo sea algo totalmente clandestino, ¿a qué peligro se expone la salud del ser humano que lo consuma?

-En primer lugar, puede contagiarse alguna alguna patología que tenga el animal, algunas veces no están controlados por veterinarios. Además, tienen que algunas bacterias que son propias de este tipo de animales que pueden pasar a través de la carne que no está bien cocida al aparato digestivo del ser humano. Eso puede generar algún hongo que introduce alguna enfermedad, que nosotros llamamos enfermedades transmitidas por alimentos.

-¿Hay denuncias puntuales en la dirección a su cargo sobre lugares donde se venda carne de caballo?

-Desde que estoy acá solamente hemos tenido una sola denuncia donde actuamos de forma inmediata con la división alimentos y secuestramos el alimento, lo hicimos inspeccionar y era carne no apta para el consumo del ser humano. Luego son todos comentarios, todo lo que leemos a través de la prensa y los contactos que puede llegar a tener uno con Asuntos Pecuario, con Ganadería, que son los entes controladores de este tipo de carne.

-Dicen que parte de la carne de caballo se comercializa a través de la carne picada.

-Desde el Ministerio de Salud, desde el año 2004, tenemos una resolución por la cual las carnicerías no pueden tener carne molida para exhibirla, sino que la carne molida se tiene que moler al momento de que lo solicite el cliente, porque de esa forma estamos previniendo de que no sea objeto de contaminación por bacterias, y de esa forma impedimos que se transforme una enfermedad transmitida por alimentos como el síndrome urémico hemolítico.

Luciana Salvá – Jueza de Paz de Caucete

“Hace mucho que se faenan caballos para comercializar carne en 25 de Mayo”

-¿Qué tan preocupante es el tema del faenamiento de caballos para comercializar esa carne?

-Es preocupante, es carne para comercializar. Lo descubierto el viernes pasado es una investigación que llevaba más de cinco meses por parte de la Unidad Rural y no podíamos dar con el lugar y es carne para comercializar

-¿Han podido determinar zonas donde esta práctica se considere moneda corriente?

-Hace mucho tiempo que están faenando en la zona de 25 de Mayo, allí encontramos los caballos, los restos de los animales.

-¿Esta carne de caballo llega a las carnicerías o hay otro circuito para comercializar?

-Llega a muchas carnicerías de Caucete, San Martín, 25 de Mayo, Rawson y, en menor medida, a otros lugares del Gran San Juan.

-¿Es importante el número de causas que hay en su juzgado relacionadas con robo de caballos y faenamiento?

-No tengo muchas causas en el juzgado, recién ahora se están dando y coincide con la detección de estas irregularidades.