• julio 15, 2022

El caso Parisí divide a la Justicia

El caso Parisí divide a la Justicia

Un juez sobreseyó a los amigos del funcionario judicial denunciado por violencia de género. El gremio dijo que se dictan fallos sin perspectiva de género. La Corte cruzó al gremio. La fiscal se enojó por el fallo del juez Matías Parrón.

El caso donde se investiga si un funcionario judicial cometió el delito de lesiones en contexto de violencia de género y amenazas, sigue generando escándalo en el Poder Judicial de San Juan.

La figura de Mario Parisí, un funcionario con mucho peso dentro de Tribunales sumó en su momento a dos amigos como imputados por encubrimiento y de haber intentado extorsionar a la víctima. Se trata de otro funcionario, Juan Pablo Ortega, que ya arrastra algunos cuestionamientos, y un médico, Jorge Gil, que también es polémico y está cuestionado por publicaciones cargadas de discriminación en las redes sociales.

Con Ortega y Gil sobreseídos, el único imputado en la causa es Parisí. La Fiscalía, representada por Claudia Salica y Roberto Ginsberg, advirtieron que, si el pedido sigue su curso, quedará en evidencia que el funcionario judicial cometió un delito. Con mucho tacto, los representantes del Ministerio Público Fiscal dejaron en claro que el juez benefició ampliamente al funcionario judicial Ortega porque lo desligó de la causa judicial y evitó una investigación administrativa.

El más beneficiado es Ortega que, al zafar de una causa judicial, automáticamente también zafa de una investigación administrativa por parte de la Corte, cuyo desenlace podría haber sido grave si en sede penal recibía una condena. El juez no remarcó una conducta delictiva pero no punible por ser amigo íntimo, directamente dijo que no existió delito.

El juez hizo caso al pedido de la defensa del funcionario y del médico por el beneficio de la excusa absolutoria que permite que amigos íntimos del imputado no sean investigados por encubrimiento.

La reacción de la Unión Judicial

El gremio que nuclea a los trabajadores del Poder Judicial expresó su molestia a través de un comunicado que publicó en las redes sociales y que generó molestia en la Corte de Justicia.

“Ante el resonante caso ocurrido recientemente, la Subcomisión de Géneros y Derechos Humanos manifiesta: que no hay Ley Micaela, Código de Ética del Poder Judicial y Ley de Ética Pública (560-E) que baste cuando de romper los pactos de complicidad patriarcal se trate.

Y cuando hablamos de que tienen afán de sostener el patriarcado nos referimos a actores estratégicos en momentos y causas sensibles, que deciden mirando el apellido de los acusados.

Es fácil, casi demagógico, hablar de justicia con perspectiva de género cuando se trata de los «sin apellido».

Esos rostros condenables y condenados de la vía pública, sus vestimentas, su decir y hacer. Porque podrían ser acusados también de cualquier otro delito y a nadie le sorprendería. Pero cuando se trata de personajes de peso, todo el panorama vuelve a dejar indefensas a las víctimas.

Desde la Subcomisión de Género de la Unión Judicial vamos a repetir que la perspectiva de género no es ni debe ser un cliché de los tantos que hay para condenar a los «nadies». Si es una decisión institucional de nuestro Poder Judicial, debe ser notoria en todo momento y lugar.

Si sólo van a ser fuertes con los débiles, sea como se llame el delito, el estatus quo permanece. El Poder Judicial debe aclarar cuál es el mensaje hacia los trabajadores y trabajadoras y hacia la sociedad, no solo respecto de las Capacitaciones en Género como un relato de ocasión o como un tranquilizador de conciencias. Sino como una herramienta que deben usar al momento de hacer justicia.

Todas las víctimas importan si queremos humanizar nuestra justicia”.

¿Qué dijo Fiscalía?

No solo la Unión Judicial se enojó con el fallo del juez Matías Parrón. La fiscal Claudia Salica calificó al fallo de tener “una pobreza jurídica”.

A Fiscalía le hizo ruido el hecho de que el juez haya dicho que no existió delito, lo que evitará que Juan Pablo Ortega sea investigado administrativamente por la Corte. Distinta suerte hubiese corrido si el magistrado decía que sí existió una conducta delictiva pero lo sobreseía por la amistad íntima existente con el principal imputado, Mario Parisí.

JUAN JOSÉ VICTORIA – PRESIDENTE DE LA CORTE DE JUSTICIA

“Se capacitó en la Ley Micaela, pero el juez tiene libertad para fallar”

¿Cómo cayó en la Corte la crítica de la Unión Judicial sobre falta de capacitación en la ley Micaela?

-Ellos han criticado el tema de las capacitaciones y las capacitaciones están dadas en forma obligatoria y ellos lo saben. Que un juez haya fallado como haya fallado, es una libre convicción y habrá que ver los antecedentes de la causa, que no la conozco.

-¿Por qué creen que puede haberse dado esta crítica contra la política que ha implementado la Corte de capacitar en la ley Micaela?

-Para mí está fuera de contexto, porque las capacitaciones están dadas y bien dadas. Por lo tanto, yo creo que la crítica está absolutamente fuera de contexto y quien crea quien esté legitimado en el proceso y crea que el juez que no haya fallado con la perspectiva de género, que es lo que están criticando, tienen los mecanismos para recurrir el fallo. Acá no se puede estar discutiendo un fallo en la prensa, hay que discutirlo en el ámbito que corresponde con los recursos que corresponden, si creen que es así. Y naturalmente que la Corte no va a interferir en lo que un juez tenga que resolver.