• julio 22, 2022

Cinco años de calvario por una acusación que no fue

Cinco años de calvario por                                                                una acusación que no fue

El hecho ocurrió en setiembre de 2017. A pesar que no tenía antecedentes, fue sacada esposada desde la escuela donde trabajaba. Compartió calabozo con un homicida y una mujer que prostituía a sus hijos. Finalmente, la justicia le dio la razón.

El caso de una docente de Nivel Inicial denunciada por abuso en perjuicio de un alumno y una alumna, ambos de cinco años, y que fuera sacada detenida del establecimiento escolar, está llegando a su fin no solo en el fuero Penal, sino también abre la puerta para el reclamo civil contra la denunciante, la madre del menor.

Al caso lo rodeó cierta espectacularidad: la docente fue detenida en el establecimiento escolar el 14 de setiembre cerca de las 17 horas, cuando estaba a punto de terminar la jornada educativa y frente a los alumnos, además, también cuando fue sacada esposada, en la puerta había varios medios de comunicación, muestra clara de que alguien informó y operó para que el momento se eternizara.

La mujer, que por ese entonces tenía 45 años, fue trasladada de la escuela un calabozo que compartió con dos personas más, una que había asesinado a su esposo y la otra que mandaba a prostituirse a sus hijos menores de edad.

La causa fue investigada por el juez del Tercer juzgado de Instrucción, Guillermo Adarvez, y luego de numerosas pericias tales como declaraciones en Cámara Gesell de los menores supuestamente abusados, pericias psicológicas y psiquiátricas para ella, con fecha 29 de noviembre de 2017 el magistrado dictó el sobreseimiento total y definitivo de quien ahora solo pide ser identificada como “Seño Ceci”. En la sentencia el juez dejó en claro que había sido víctima de una falsa denuncia.

Tras quedar firme la resolución en sede penal, la docente que pasó de presunta victimaria a víctima, no dudó en iniciar una demanda por daños y perjuicios contra las personas que la denunciaron falsamente. Después de algún tiempo, la justicia se pronunció en su favor nuevamente, donde el magistrado interviniente dijo que “Claramente que la demandada obró con ligereza. Que nada de ello fue cierto, que la denuncia penal contra la docente fue falsa, por lo que la acusación fue calumniosa, que infiere de las constancias del sumario penal que la menor fue inducida por la demandada a manifestar las supuestas vivencias en la que se basa la denuncia, por lo que debe responder como responsable del daño moral que las consecuencias de su conducta le produjo. Lo que hace que proceda el reclamo indemnizatorio por el daño moral ocasionado”.

En un primer momento, la causa fue llevada por los abogados Rolando Lozano y Carlos Toro y, posteriormente, se hizo cargo Carlos Coria Mariel, quien terminó de conducir el proceso con un resultado favorable para la maestra de Nivel Inicial.

Carta con frases salientes

Cecilia envió una carta, donde contó su calvario con un final esperado, de justicia.

  • Fui sacada de la escuela esposada, peor que un criminal, sin saber que ocurría. En ese momento sentí rabia, impotencia, mucho dolor y asombro al ver hasta una cámara de un canal de televisión filmando todo.
  • Me llevaron a la sede policial, donde me desvestí, sintiéndome despojada de mis pertenencias en mi intimidad, para ser revisada por el médico legista. Me esposaron junto a otra mujer que acababan de detener y sin haber hecho nada!
  • Luego me trasladaron al calabozo, con dos personas (una que había asesinado a su esposo y la otra que mandaba a prostituirse a sus hijos menores de edad).
  • Quería ir a casa a abrazar a mis hijos y a mis padres, donde también estaban mis amigos, y mis hermanos esperándome.
  • Quería y necesitaba volver a mi trabajo. Psicólogos, psiquiatras, abogados, Cámara Gessel, asistentes sociales, todo bien estudiado por mis abogados que trabajaban para que todo salga bien donde los tres meses de calvario, fue para buscar pruebas, testigos, sacando plata de donde no tenía para defenderme de algo que no hice. Y llego el día 29 de Noviembre 2017 donde salió mi sobreseimiento total.
  • Fui víctima de una denuncia falsa, mentirosa y calumniosa, palabras que surgen de las expresiones volcadas por el Juez en su sentencia.
  • … decidí iniciar una demanda de daños y perjuicios contra los responsables de crear en mí contra una falsa denuncia. Para que la verdad salga a la luz, no solo por mí, sino por todas mis compañeras maestras docentes que nos encontramos expuestas a tantas injusticias como la que viví.
  • Ojalá nadie nunca tenga que pasar por una injusticia así, porque aunque la verdad triunfa, la pesadilla no se olvida nunca más.

Carlos Coria Mariel – Abogado de la docente

“Es un fallo ejemplar donde lo económico es simbólico”

-¿Cómo podemos definir este fallo de la justicia que condena por daños y perjuicios a quien denunció a una docente falsamente por abuso?

-Lo puedo definir simplemente con decir que un fallo ejemplar, producto de justamente de una denuncia calumniosa, es una denuncia falsa inventada. Todo lo que estoy diciendo surge de la sentencia de década por el juez civil Pablo Farina que condena a la demandada por los daños y perjuicios. Se trata de una persona.  

-Si bien habrá una reparación económica, ¿pasa a segundo plano?

-Totalmente, la reparación económica si bien existe y se ha hecho lugar, es simbólico. Cecilia simplemente buscaba con el apoyo del resto de sus colegas que esto no quedara como simple acusada por algo injusto, el resto de sus colegas le ayudaron a que tomara el valor y enfrentar estas cosas para el bienestar de todas ellas, para que no se hagan denuncias falsas ni nada por el estilo.

-¿Es un mensaje para quien tenga alguna duda sobre un docente, primero tenga pruebas concretas antes de realizar cualquier denuncia?

-Yo creo que un mensaje para todos, la falsa denuncia está penada por el Código Penal, este es un resultado final producto de muchos años que han pasado, de la valentía y del coraje de Cecilia de seguir para adelante con esto y obtuvo, en definitiva, justicia sobre algo injusto.

-¿Cómo es la vida laboral de Cecilia en la actualidad?

-No fue lo mismo la vida este laboral de Cecilia, pero en el establecimiento donde fue denunciada continuó trabajando. Ella contó desde el primer momento con el apoyo de del Colegio, de las compañeras, de las familias, de los amigos. En su entorno jamás se dudó de ella, el problema fue la repercusión pública que tomó esto, y más en San Juan, se salió en muchos medios periodísticos. Fue una situación tremenda.